Atlixco, el pueblito de las flores.

En este articulo voy a platicarte sobre un pueblito llamado Atlixco, se encuentra en el estado de Puebla. Un destino que agradece a través de la música y la danza a la madre tierra los favores del año. Con un paisaje hermoso y una vista impresionante del Volcán de Popocatépetl, un destino con historia, leyendas y magia ¿Me acompañas en esta aventura?

Un poco sobre la historia de nuestro pueblito Atlixco

  • Hace ya bastante tiempo, al rededor del siglo XII AC., en este lugar se asentaron Chichimecas, Teochichimecas y Xicalancas quienes daban tributo a Tenochtitlán.
  • El nombre de Atlixco es azteca significa “Agua en el valle o en la superficie del suelo”. Ya que, este destino está ubicado en un valle que recibe el mismo nombre (Valle de Atlixco).
  • En 1579 Atlixco fue habitado por los españoles, siendo uno de los primeros asentamiento conquistados en Puebla y recibió el nombre de Villa de Carrión.
  • Para el siglo XVII Atlixco era muy importante para los españoles ya que fue un centro de región agrícola y no en vano recibió el sobrenombre de «El Granero de la Nueva España».
  • Tiene patrimonio ferrocarrilero: Perteneció al antiguo Ferrocarril Interoceánico.
  • El 14 de febrero de 1843 el presidente Nicolás Bravo declaró el sitio como ciudad bajo el nombre de Atlixco.
  • Y finalmente pero no menos importante: El 25 de septiembre de 2015 nuestro destino recibe el nombramiento de Pueblo Mágico.

El turismo en Atlixco

Nuestro pueblito se ha convertido en un destino de descanso para familia. Muchos viajeros toman a Atlixco como un lugar de escape, un sitio en el que te puedes desconectar de todo, descansar, relajarse un momento del trabajo y/o escuela y disfrutar de este pueblo tan bellísimo.

Los tapetes florales se han convertido en un producto turístico muy importante, realizados 3 veces al año y se colocan en la explanada del zócalo. ¡Que no se te pase! visita Atlixco en una de esas 3 oportunidades que tienes para apreciar los tapetes florales:
1. Semana santa.
2. En verano.
3. En la celebración de día de muertos.

Mira también: Cuetzalan: Pueblo mágico irreal

Leyenda: Las brujas de Atlixco

Cuenta la leyenda que hace muchísimos años atrás el pueblo de Atlixco parecía estar abandonado después de que el sol se ocultara, al rededor de las 8 de la noche. Las madres cerraban puertas y ventanas para posteriormente rezar y persignar a sus pequeños (sobre todo las mamás que tenían hijos menores a 5 años de edad). Todas las madres estaban llenas de miedo y angustia ya que se rumoraba que en el cerro de San Miguel en Atlixco se podía ver unas cuantas bolas de fuego que representaba a las brujas. Brujas que no eran para nada amigables y solo buscaban el mal para las familias llevándose a los más pequeños del hogar para comérselos, los hombres tampoco se salvaban pues también eran presas para las brujas, en especial los hombres borrachos y enamoradizos.

La gente contaba que habían visto como las brujas se quitaban sus piernas las cuales serían remplazadas por las patas de un guajolote, se arreglaban su cabello (porque ante todo la vanidad) y una vez que estaban listas, se montaban a sus escobas viejas (no había presupuesto para la Nimbus 2000) escobas con ramas viejas y emprendían su viaje hasta llegar al cerrito de San Miguel lugar en donde se reunían todas las brujas. Una vez habiendo bastantes brujillas, se lanzaban al vacío, casi estando en el suelo las brujas se prendían y su cuerpo se consumía en una bola de fuego, lo que les permitía rondar con mayor facilidad entre las calles del pueblo y encontrar a hombres y niños pequeños.

El pueblo estaba muy espantado de las brujas y sabiendo que podían alejarlas con cruces hechas de ocote, estacas y tijeras cruzadas, comenzaron a colocarlo en las puertas principales de sus casitas. Se dice que después de algún tiempo, las brujas de Atlixco dejaron de frecuentar el pueblo y se cree que algunos valientes consiguieron matarlas y terminar con el miedo que inundaba el pueblo de Atlixco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.