«Áreas Naturales Protegidas» un reto para la conservación

«Áreas Naturales Protegidas». México, país sinónimo de riqueza y abundancia en su cultura y naturaleza desde sus inicios, ha tenido por estas mismas características la misión y el reto de conservar aquello, por lo cual, lo vuelve una nación única y envidiable: su biodiversidad.

Y es que es necesario mencionar esto, ya que por algo se encuentra entre los principales países biodiversos del mundo; con más de 9,000 especies endémicas, 68 lenguas indígenas, un gran número de ecosistemas, así como decenas de Patrimonios de la Humanidad en su haber.

Siempre ha sido un reto enorme velar por lo que, hace valioso y bello a un territorio, y no es en vano recalcar todo esto, ya que desde la época prehispánica; nuestros pueblos buscaban la conservación de la riqueza que les daba la naturaleza, a sabiendas del gran tesoro que poseían y que se reflejaba claramente en los dioses que adoraban y que desafortunadamente estos actos se vieron interrumpidos con la llegada de los conquistadores, que provocaron una explotación desmedida de los recursos para fundar la Nueva España.

Un poco de historia de las Áreas Naturales Protegidas

Durante años el tema de la conservación y preservación tuvieron poco interés en el mundo hasta que, siguiendo el ejemplo de parques como el de Yellowstone fundado en 1872, considerada como la primer ANP (Áreas Naturales Protegidas), es que los países se empiezan a sumar en iniciativas por la conservación de sus áreas naturales.

Tal fue el caso de México, el cual inicia por vez primera un plan por la preservación y conservación, de la que en 1917 sería su primer Área Natural Protegida: el Desierto de los Leones.

Mira también: Los Atlantes de Tula: Una maravilla arqueológica

Posteriormente, en los años 70, y tras varios años de ir y venir en considerar a la conservación un tema de interés o ignorarlo; es que el mundo voltea a verlo y verdaderamente se hace caso tanto a las ANPs y al cuidado del medio ambiente como un asunto serio. Reflejo del impacto ecológico que se llegaba a tener por aquellos años, aconteciendo así, varios hechos que marcaron historia en el tema del cuidado de la naturaleza, ejemplos como la Primera Festividad del Día de la Tierra, la Segunda Conferencia de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) o el programa El Hombre y la Biósfera.

Viajando varias décadas en el futuro y de haber quedado en el olvido el tema, es que las grandes instituciones que perduran al día de hoy en nuestro país nacen, reflejo de la atención que ya empezaban a tener las ANPs y el medio ambiente. Tal es el caso de la Comisión Nacional para el Conocimiento y uso de la Biodiversidad (CONABIO) en 1992 y más tarde la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) como órgano desconcentrado de la ahora SEMARNAT en al año 2000.

Es así, como a través de los años la lista que empezó con un solo Parque Nacional; se le fueron sumando cada vez más áreas, logrando llegar a las 183 áreas Naturales Protegidas (ANPs) que actualmente existen y que según datos de la CONANP representan 90,942,124 hectáreas, y a su vez unas 21,483,510 hectáreas corresponden a superficie terrestre protegida, lo que representa el 10.93% de la superficie terrestre nacional. En lo que respecta a superficie marina se protegen 69,458,613 hectáreas, lo que corresponde al 22.05% de la superficie marina del territorio nacional.

ANPs Hoy

Y es que al día de hoy, el reto sigue siendo igual de grande, ya que las ANPs tienen un papel fundamental en nuestra sociedad; tanto como medio para la preservación, donde albergan cultura, tradición e historia únicas; ejemplo de ello es la Reserva de la Biósfera Sian Ka’an donde se encuentra el Jaguar; especie en peligro de extinción, o la Reserva de la Biósfera de Tehuacán-Cuicatlán, donde alberga al ixcateco lengua indígena en alto peligro de desaparecer.

Así mismo, dentro del Turismo tienen un protagonismo indispensable ya que muchos de éstos fungen como escenarios que posibilitan actividades de Turismo de Naturaleza; tal es el caso de destinos emblemáticos como el Nevado de Toluca o la Reserva de la Biósfera de la Mariposa Monarca y que sin ellos, sería imposible de vivir tales experiencias que la naturaleza nos ofrece.

¿Conoces las Áreas Naturales Protegidas de tu país? ¡Tu opinión nos interesa!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.