Cerro de la Reina, el mítico palacio de la Reina Cihualpilli

Antiguamente conocido como Cerro del Ombligo, el Cerro de la Reina es parte de la historia de los Tonalatecas, albergue de cultura, tradición y leyendas.

Es parte del patrimonio natural y cultural de Jalisco, considerado el principal atractivo turístico de Tonalá.

Un poco de historia

En el Cerro de la Reina se libraron batallas históricas entre los tonaltecas y españoles dirigidos por Nuño Beltran durante la conquista, en su esfuero por colonizar el Valle de Atemajac, hoy Guadalajara.

También es escenario de la caída de la reina Cihualpilli Tzapotzintli donde tenía su adoratorio (hoy la Ermita de Guadalupe).

Se asegura apareció Santo Santiago, dando origen a los famosos caxcanes (tastuanes).

¿Dónde se localiza?

El cerro de la Reina es un parque monumental con una altura aproximada de 2,500 metros sobre el nivel del mar. ¡Ofrece una maravillosa vista de la ciudad!

Se localiza a 5 minutos del centro de Tonalá, al final de las calles Hidalgo y Obregón, sobre la calle Cihualpilli al lado norte de la cabecera municipal.

Podría interesarte también: Lugares para visitar cerca de Guadalajara

El misterio del palacio de Cihualpilli en el Cerro de la Reina

El misterio y la tradición rodea la vida del Cerro de la Reina, desde su historia de guerreros, hasta sus leyendas tranmitidas de generación en generación. ¡Increíble como se conservan!

Leyenda del palacio encantado

Cuentan los habitantes oriundos de Tonalá que el Palacio de la Reina quedó sepultado bajo el cerro, protegido por un encantamiento que solo es posible liberar en la media noche del Jueves Santo.

Existen diversas versiones acerca de esta leyenda, pero son dos de ellas las más reconocidas y transmitidas por los tonaltecas:

La gallina y los doce pollitos de oro del Cerro de la Reina:

Esta leyenda asegura que a partir de las doce de la noche del Jueves Santo, aparece una gallina seguida por 12 pollitos de oro. Si alguien logra seguirla podrá entrar al palacio y obtener los preciados tesoros.

Existe una variación de esta leyenda la cual dice que al ingresar al cerro por la piedra encantada, se escucha la mismísima voy de la Reina diciendo “Te llevas todo, o no te llevas nada”.

Al resultar imposible cargar con la inmensidad del tesoro, en castigo el intruso se convierte en piedra.

El primer canto de un gallo joven

Transmitida por los habitantes, esta es la leyenda que mas renombre tiene, aunque hasta la fecha no se ha logrado desencantar el famoso palacio del Cerro de la Reina.

Esta compleja leyenda indica una seria de pasos comenzando con que había que echar una gallina, calculando que nacieran los pollitos en el tiempo adecuado.

Una vez llegado el tiempo de Cuaresma, cuando ya el pollito era un gallo joven, pero que no hubiera cantado antes de la llegada del Miércoles Santo, tenían que llevarlo al Cerro de la Reina y amarrarlo sobre la piedra que según se decía, ahí era la puerta del palacio encantado.

Amarrado, tenía que cantar a las 12 de la noche para amanecer el Jueves Santo, ya que si cantaba a esa hora desencantaría el palacio que está dentro del Cerro de la Reina.

Leyenda de Santo Santiago y los Tastuanes

Cuando Nuño Beltrán de Guzmán, enfrentaba la batalla de Tlacotán el día 29 de septiembre de 1541, los caxcanes quemaron iglesias, profanaron imágenes y atacaron por sorpresa a las huestes españolas.

Al repeler la batalla los ibéricos gritaron  «¡Santiago sea con nosotros!» y derrotaron e hicieron huir a los indios.
Después de la batalla, algunos de los indios que sobrevivieron estaban escondidos, atemorizados y derrotados contaron haber visto un hombre barbado montado en un caballo blanco blandía una espada en la mano y huyeron para que aquel hombre que es Santo Santiago no les pudiera hacer daño.

¿Qué ver en el Cerro de la Reina?

  1. Monumentos de los guardianes de la reina: En la plazoneta principal del cerro, se encuentran ubicadas 8 estatuas llamadas Los guardianes de la Reina.
    Estas estatuas fueron hechas en honor a los valientes guerreros que lucharon por la liberacion de su tierra de la mano de su reina. Ahora considerados protectores de la ciudad. ¡A la orden de su reina!
  2. Ermita de Guadalupe: construida a inicios del siglo XX  en la que cada 12 de diciembre se realizan grandes celebraciones tradicionales.
  3. Asta bandera: de ella cuelga la bandera más grande del Estado. Mide 42 metros de altura, con la insignia patria de 20 metros de altura y 11.55 de ancho.
  4. Piedra encantada: la mística puerta que esconce los secretos del tesoro de la reina. 
  5. Mirador de la reina: punto clave para la observación de fenómenos astronómicos como los eclipses de sol, avistamientos de cometas y sitio ideal para observar las constantes lluvias de estrellas.

¿Conocías todos estos datos interesantes del Cerro de la Reina? ¡Cuéntanos tu opinión y experiencias al vistitar este precioso lugar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.