Así se vivió el Xantolo en San Luis Potosí

¡Hay que celebrar qué todos vamos al más allá! El día de muertos es una de las festividades más importantes en México y en algunos lugares se celebra al puro estilo pre-hispánico; el día de hoy te hablaremos del Xantolo, la celebración del día de muertos en la cultura Huasteca.

¿Qué es el Xantolo?

Xantolo es una de las celebraciones más importantes de la Huasteca Potosina, llamada así por los locales y que tiene su origen latino de santo o sanctorum; en ella, se pone de manifiesto un acercamiento a los antepasados, familiares y dioses de todo el universo.

Es un símbolo de la identidad huasteca relacionada con inicio y fin de la vida, en donde familias completas acuden al panteón de sus localidades para limpiar y arreglar los lugares en donde descansan sus seres queridos.

El ritual lleva meses de antelación, inicia en mayo, desde la engorda de animales, para que en la fecha del Día de Muertos, se puedan ofrendar los platillos tradicionales en una gran fiesta”

La fiesta de Xantolo, en la Huasteca Potosina (San Luis Potosí) se desarrolla en el final y reinicio del ciclo anual del maíz, entre el 31 de octubre y el 2 de noviembre, cuando se abren los puentes entre “el más allá” y el mundo terrenal, para convivir a través de una majestuosa forma simbólica con los difuntos. Sin embargo, la celebración huasteca no sólo se manifiesta “en familia”, sino que se hace partícipe a vecinos y visitantes.

Xantolo es una palabra derivada del latín sanctorum, la fiesta de todos los santos de la iglesia católica, e introducida al náhuatl por los Teenek, el pueblo de los Huastecos.

Aunque la festividad se desarrolla en toda la Huasteca Potosina, los municipios de Axtla de Terrazas, San Vicente Tancuayalab, Xilitla, Tanquián de Escobedo, Tampamolón y San Martín Chalchicuautla, son los más representativos por su magnitud, junto con Ciudad Valles, cada una con sus particularidades.

Tsamnek ajib

Tsamnek ajib se le llama a las fiestas de día de muertos en la cultura Teenek.  Entre sus ofrendas y recuerdos, los muertos regresan para continuar las enseñanzas que han quedado pendientes. Arcos, velas de cera y celebraciones familiares les recuerdan que son fechas íntimas para tender un puente entre la vida y la muerte, entre la palabra y el recuerdo, renovando así los vínculos con el universo.

La diferencia del Xantolo, es que vas caminando por las calles y te paras a ver un altar y la gente te invita a que comas de las ofrendas, puedes degustar del pan o mezcal. También las niñas y los niños disfrutan de esta fiesta, al pedir “chichiliques” a su alrededor para recibir pan, tamales de chilpan, que es un adobo revuelto con masa, o tamales de frijol de zarabanda o sarabanda.

Así se vivió el Xantolo en San Luis Potosí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.