La cura para todo mal, Maruata, Michoacan

¿En algún momento has sentido la necesidad de escapar a una playa donde puedas desconectarte de todo y de todos?

Maruata, que en lengua purépecha significa “donde hay cosas preciosas«, es la opción, se encuentra en el estado de Michoacán, situado a 39.5 kilómetros de Aquila, que es la localidad más poblada del municipio, en dirección Noreste. 

Donde hay cosas preciosas

Es una playa poco conocida, ya que aquí no encontrarás hoteles cinco estrellas en plan todo incluido, como en otras playas más turísticas de México.

Al contrario, en esta playa, los habitantes rentan espacios económicos bajo palapas a pie de playa para acampar, aquí ofrecen los servicios básicos de baños y regaderas, además de algunos restaurantes pequeños donde la comida es deliciosa a un precio muy accesible. También existe la opción de hospedarte en pequeñas cabañas que se encuentran sobre un cerrito y cuentan con los servicios básicos. 

No hay señal de red, mucho menos conexión wifi, sin embargo hay lugareños que rentan su servicio de wifi por minutos o incluso horas, es por eso que es el lugar perfecto para relajarse del bullicio de la ciudad y los problemas cotidianos, y resulta una cura para todo mal.

Maruata es una playa preciosa que se extiende de izquierda a derecha, antes de llegar ahí se encuentra un pueblo muy chiquito, después de caminar, existe un espacio abierto increíble donde se respira una paz y magia inigualable. 

Mira también: Playas incluyentes en México

El dedo de Dios

Este lugar forma parte del Área Natural Protegida Playa de Maruata y Colola. Esta zona, de 33 hectáreas de extensión, fue decretada como santuario para su preservación en 1986. 

La bahía está compuesta por un conjunto de tres caletas y una playa larga de gran extensión que desemboca al arroyo de Coire.

La belleza del Dedo de Dios se basa en una gran formación rocosa rodeada de arena amarilla y azul profundo. 

Son montañas pequeñas semejantes a un iceberg, de contornos afilados, erosionados por las olas, el viento y la sal del mar. El paisaje es impresionante, el tiempo deja de avanzar, te dedicas a sentir todo el ecosistema a tu alrededor, es la playa más armoniosa para perderte de todo y centrarte en la naturaleza, y el mar; la cura para todo mal.

La cura para todo mal

Sin duda es Maruata, el plan más delicioso para nadar en el azul de su mar, también practicar esnórquel, buceo. Algunos lugareños ofrecen su servicio de lancha para un tour hacia algunas islas tranquilas para pasar el dia.

En la bahía de Colola, a continuación de Maruata, hay una estación biológica internacional para el estudio y la protección de las tortugas marinas.

Maruata es el plan perfecto para los próximos días de descansa, vacaciones o semana santa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.