Zipolite, Oaxaca «La playa nudista de México».

Viajar es el camino a la libertad, Si te preguntaran en qué lugar te has sentido totalmente libre, ¿Que responderías?. Seguramente se te vienen muchos destinos en mente, Pero ¿Qué pasa si te digo que para muchos viajeros viajar al natural es sinónimo de libertad?

Quizá tú mismo seas uno de esos viajeros o conozcas al menos a una persona que lo sea, de cualquier manera te traemos el único destino completamente nudista en México, Zipolite, se encuentra en Oaxaca, muy cerca de Huatulco.

Para llegar, si vas en avión dependiendo de dónde salgas podrías hacer escala en la Ciudad de México para de ahí volar a Puerto Ángel o a Huatulco, una vez fuera del aeropuerto puedes tomar Taxi o rentar un coche para llegar directo, o bien, si buscas la aventura y tienes poco presupuesto, saliendo a la carretera pasa una van que llega hasta una localidad llamada Pochutla, en donde deberás tomar una segunda camioneta que te deja en Zipolite.

Encontrar un lugar para hospedarte es fácil y para todos los gustos, en Zipolite puedes dormir desde en una hamaca, rentar un espacio para camping como «La Habana» o si prefieres la comodidad está el famoso hotel «Nude».

Desde que pones un pie en el pueblo te darás cuenta del ambiente hippie que se respira, podrás ver como hay gente disfrutando en la playa con y sin ropa, éste pueblo también es un pueblo surfero, por lo que en ciertas épocas es normal ver a surfistas.

Como viajera no debes de preocuparte por los tabúes, ya que a comparación de lo que muchas podemos creer, en Zipolite puedes andar con la libertad de tu desnudez sin sentir ningún tipo de morbo, así que tú decides si vivir la experiencia completamente al natural o no.

Para comer tampoco vas a sufrir, a la orilla de la playa hay una gran variedad de restaurantes y puestos de comida, ya sea que vayas por unos buenos mariscos puedes hacerlo en Sal y Pimienta o bien degustar un plato típico oaxaqueño, ¡Las tlayudas! En el restaurante Los almendros, éste ultimo se encuentra en la zona del adoquín.

  • Ojo: Solo se puede estar al desnudo en la zona de la playa, dentro del pueblo o zona del adoquín debes estar vestido.

Ya por la noche puedes relajarte tomando una copa de vino en alguno de los restaurantes, ir a beber mezcal a algún bar o caminar por la zona del adoquín, aquí te vas a encontrar con músicos independientes amenizando la noche, artesanos locales de los cuales no olvides llevarte un souvenir, y si eres un gordo viajero como la mayoría también podrás consumir antojitos.

Lo bonito de Zipolite es que se ve al cuerpo humano como lo que es, algo completamente natural. No hay nada por lo que nos tengamos que avergonzar por lo tanto no hay nada que ocultar.

Desconocido